Recomendaciones para quienes salen de vacaciones con sus vehículos

0
61
Family standing by car loaded with cases, smiling, portrait

Arrancó el verano y las vacaciones, ​ para quienes piensan hacer viajes largos o escapadas por algún fin de semana, es recomendable tener en cuenta estos consejos.

Al respecto, la Federación Internacional del Automóvil (FIA) compartió una selección de las diez recomendaciones más relevantes para evitar complicaciones y riesgos viales en autopistas y rutas. Veamos.

1. Chequeo de la documentación

Deben estar disponibles y vigentes: la verificación técnica vehicular (VTV), la cédula verde (tiene vencimiento sólo para terceros), cédula azul para terceros, DNI, registro de conducir, constancia de pago de la patente, oblea de grabado de autopartes y comprobante de seguro del vehículo.

2. Estado general del vehículo

Ya se trate de un vehículo propio o de uno alquilado, hay que verificar los niveles de aceite, agua, líquido de frenos, estado de escobillas y limpiaparabrisas; comprobar el correcto funcionamiento de las luces; verificar la presencia y condiciones de matafuegos, balizas triangulares, criquet, llave cruz y chaleco reflectivo; y chequear la presión de inflado de los neumáticos de acuerdo a lo que indica el manual del fabricante.

3. Precauciones elementales

Todos los pasajeros de un vehículo deben viajar con el cinturón de seguridad ajustado, no hay que superar la cantidad máxima de ocupantes que permite cada automóvil o camioneta y, en todo el trayecto se deben respetar las velocidades máximas y mínimas, para impedir peligros innecesarios.

4. Menores de 12 años

Los niños deben viajar siempre en el asiento trasero y con butacas homologadas de acuerdo con su peso, edad y altura. “Lo mejor es emplear la butaca trasera central y, en segunda instancia, el asiento trasero derecho para trasladar a los menores de 12 años”, recomienda el Lic. Pablo Azorín, jefe de Seguridad Vial y Medio Ambiente de FIA Región IV.

Para los niños, lo mejor es emplear la butaca trasera central y, en segunda instancia, el asiento trasero derecho.

Para los niños, lo mejor es emplear la butaca trasera central y, en segunda instancia, el asiento trasero derecho.

5. Equipaje

Sobrecargar el vehículo es contraproducente dado que, por un lado, puede aumentar los niveles de consumo y exigir por de más al motor, y fundamentalmente, porque si alguno de los elementos no está asegurado como corresponde, de producirse algún tipo de impacto o incluso una frenada brusca, éstos pueden golpear a los ocupantes.

6. Preparación del conductor

Un aspecto fundamental de la seguridad a la hora de emprender un viaje son las condiciones en las que se encuentra la persona que manejará el vehículo.

Por lo tanto, se recomienda iniciar el trayecto habiendo descansado lo suficiente, no comer en exceso antes de conducir, utilizar indumentaria y calzado acorde, hidratarse periódicamente y, por supuesto, evitar la ingesta de alcohol o de cualquier medicamento o sustancia que pueda alterar los reflejos y la percepción de las distancias.

7. Organización del recorrido

Se debe comprobar con anterioridad al viaje si las condiciones meteorológicas son las adecuadas, así como establecer cuál es el mejor camino, incluyendo la identificación de estaciones de servicio, restaurantes y puestos de ayuda.

Si se trata de un trayecto muy largo, hay que prever un recorrido por tramos que permita un apropiado descanso antes de continuar. “Lo ideal es organizarse mediante paradas breves: cada 2 horas de conducción, se recomienda una parada de al menos 15 minutos”, afirma el Lic. Azorín.

8. Conducción nocturna

Se recomienda no conducir de noche, pero en caso de no poder evitarlo, es necesario tomar recaudos extra, como disminuir la velocidad y aumentar la distancia de seguridad con otros vehículos. Usar luces altas en zonas rurales es obligatorio, pero hay que poner especial cuidado en no provocar encandilamiento a otros conductores.

9. Niebla

En ciertos climas es frecuente que se produzcan bancos de niebla, incluso en zonas urbanas. Si se presenta esta condición, se debe circular con las luces bajas, de posición, y con las luces antiniebla encendidas, en caso de tenerlas. Asimismo, hay que disminuir la velocidad gradualmente e incrementar la distancia con los demás vehículos.

Es importante no encender las luces altas, porque encandilan y acortan el campo visual. Tampoco se deben realizar adelantamientos ni sobrepasos y, si la niebla es muy espesa, directamente hay que abandonar la calzada y detenerse en un lugar seguro (no banquina ni calzada) hasta que las condiciones mejoren.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here